Archivo de la categoría: Diarios

CARTAS – Manuel Valencia

.2008 – 2010

“What modern art means is that you have to keep finding new ways to express yourself, to express the problems, that there are no settled ways, no fixed approach. This is a painful situation, and modern art is about this painful situation of having no absolutely definite way of expressing yourself.”

Louise Bourgeois

Renuncié a dibujar de espaldas a él y me rendí. Su abrumadora presencia me obligó a apartarme de los temas botánicos que me ocupaban y dejé que el agua salada penetrase por los capilares, como sucede a las medusas, dejándome dentro el sedimento vital.

Antes de seguir, debo aclarar que no estoy al borde, sino en el mar, en un navío de cemento,  donde varios años he vivido embarcado durante semanas. Aquí todo y sólo es mar. He navegado sin moverme gracias al movimiento constante de las olas y mareas. Enjaulado dentro de su sonido, no escuché ni el latido del silencio en mi cuarto.

Es un mar bravo, solitario, capaz de ofrecerte el placer de nadar desnudo en esta cala y oírle bramar instigado por la Tramontana. El viento le impone su capricho, y hace que el mar cambie constantemente de partitura aún a medio ejecutar. Me llené los ojos de mar, hasta no poder más, y pasé horas pintando frente a él, mientras también el dibujaba imágenes y colores a su antojo que nunca volverían. Había días que el mar era gris, otros luminoso, verde, índigo, morado, glauco, celadón, negro, días de furiosas marejadas donde la espuma salpicaba todo y olía a yodo; en cambio, otros, donde el agua de la bahía cambiaba a mercurio líquido por la tarde, apenas ondulante, y espesaba en una noche blanca, entonces, del día apenas quedaba un vacío incompleto lleno de calma; solo, profundo, el mar se dormía por dentro. Me gustan los amaneceres y atardeceres es cuando pasa todo.

.

.

Así con pinceles y palabras se fueron haciendo estas CARTAS, como un libro sin comienzo, de nubes, mareas, horizontes, olas, pensamientos de los que doy cuenta en esta correspondencia entre dibujo y escritura, que para el caso es lo mismo. Son también cartas de navegación o incluso naipes que se barajan para leer el destino. Comencé siendo un punto fijo que observaba esa realidad acuosa, cambiante, pero resultó que el sismógrafo del dibujo recogía también mis cambios, lo que ese día me reventaba en la cabeza, confirmando el perpetuo movimiento de observador y observado. CARTAS se fue convirtiendo en un viaje estático, hacia dentro.

Los estilos plásticos varían, se superponen, teniendo como nexo, casi tautológico, el motivo central de la cala, la Punta –que no llega a cabo- de Coves Blanques con la que cohabito año tras año y que constituye mi horizonte visual de una manera obsesiva.

Al final, me he dado cuenta que no pintaba ni la cala ni el mar, sino el acto de mirar, de ver despacio, para descubrir que detrás de cada imagen hay siempre otra imagen y después otra, pues la realidad no es la que vemos ¡Qué más quisiéramos!

Manuel Valencia.

Cala San Vicenç, Mallorca, 2010

.

Between the conception

And the creation

Between the emotion

And the response

Falls the Shadow (…)

Between the desire

And the spasm

Between the potency

And the existence

Between the essence

And the descent

Falls the Shadow (…)

The Hollow Men, 1925

T. S. Eliot

...

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Anuncios